“Un recorrido sorprendente y cautivador”

Buendía es un municipio de la provincia de Cuenca, próximo a Madrid. Cuenca y Guadalajara cuentan con un entorno ideal para practicar senderismo y, entre sus recorridos están las famosas “Caras de Buendía”. ¿Las conocéis?

En la oficina de turismo tendréis toda la información para llegar a la ruta. Una vez en la entrada, podréis dejar el coche en el parking (es gratuito) y ya con todo en mano comenzar a caminar y recorrer esta singular e impresionante ruta, a la que pueden ir tanto niños como adultos. Os llevará recorrerla una hora aproximadamente y no presenta apenas ningún tipo de dificultad para andar, rodearla y atravesarla, observando cada una de sus “únicas” obras de arte. 😉

La moneda de la vida nos da la bienvenida a la ruta, y es la primera que nos encontraremos al empezar. A partir de aquí, algunas de las otras “caras” que podremos ver son las siguientes:

  • Krishna, una deida hindú de 3 m de altura.
  • Chemario más conocido como el gigante dormido,
  • Maitreya, de inspiración budista
  • Chamán, no podía faltar la cultura americana
  • Arjuna, un guerrero hindú de leyenda.
  • La monja.
  • Beethoven, en honor al músico.
  • Dama del pantano, un clásico del rey Arturo.
  • El duendo negro, llegamos a la parte más tenebrosa
  • De muerte, la más sorprendente por su ubicación en altura y como fondo el pantano

Algunas de ellas se encuentran cerca del Pantano y la Sierra de Altomira, rutas señalizadas de mediano y largo recorrido con vistas y paisajes poco fáciles de olvidar destacando, además, los alrededores del Río Guadiela con la Ermita de Nuestra Señora de los Desamparados. Esta ruta parte de la Presa del Pantano de Buendía y Recópolis, restos de una ciudad visigoda localizados en la Sierra de En medio.

“Los artistas de la ruta de las caras, realizadas en 1992, eran conocedores de las esculturas en piedra caliza de otros artistas y otras culturas, que pronto supieron dar a sus esculturas un toque personal distintivo dando de lleno en lo más profundo y arcaico del ser humano.

Comenzaron a esculpir la piedra inspirándose en las culturas precolombinas, pero continuaron sus sólidas y redondeadas esculturas compartiendo la característica posición frontal de los modelos orientales particularmente de la India.

Estas esculturas reflejan en sus rostros lo que algunos denominan la sonrisa arcaica, empleada por los artistas como un artificio que da a los rostros un rasgo muy característico”.

Antes de abandonar este pequeño y acogedor pueblo, os animamos a que os deis una vuelta por el y veáis las diferentes edificaciones de carácter popular como la Plaza Mayor o el Ayuntamiento.

 

 

Fuente foto

Foto de portada:  el inmenso pantano de Buendía

Otras fuentes post; otras.