¡Visitar Roma! o cómo conocer una ciudad milenaria en pocos días. Si en un viaje a Italia solo puedes pasar un fin de semana en Roma, hemos preparado para tí una ruta a Roma para que no te pierdas lo esencial.

Con este itinerario de Roma en tu bolsillo, puedes visitar Roma en 3 días. La Ciudad Eterna no se construyó en un día, pero puedes visitar Roma a pie sin cansarte. Una buena opción es tomar un free tour en Roma con GuruWalk, que además de ser divertido y barato, es una muy buena opción si no dispones de demasiado tiempo para descubrir los diferentes rincones de la ciudad.

Durante tu visita a la capital italiana, puedes ir a ver al Coliseo, visitar el Vaticano o pasar tu día comiendo helados, pasta y pizzas, o tomar una copa de vino (o una combinación de las cuatro). Maletas listas, reserva hecha en tu albergue en Roma, ¡allá vamos! (no te olvides de tu Carné de Alberguista ;) ) 

Día 1 – Visita al Vaticano y alrededores

Aterrices en uno de los dos aeropuertos de la ciudad, o llegues directamente a la estación de Termini, dirígite a la estación de metro Ottaviano San Pietro en la línea A. No muy lejos, encontrarás la primera parada de nuestra ruta de Roma: el Vaticano

Visita el Vaticano

Consejos para visitar el Vaticano:

  • Visitar el Vaticano por la mañana equivale a evitar la muchedumbre de la plaza y de la Basílica de San Pedro.
  • Visita el Vaticano cuando no haya festividades católicas ya que hay menos turistas.
  • Reserva tus entradas con anticipación para visitar la Capilla Sixtina sin hacer cola. Para ello, reserva online entradas para grupos en línea o visitas guiadas.
  • Planea al menos medio día si quieres visitar los museos de San Pedro y el Vaticano.

¿Qué visitar en el Vaticano?

  • Admira la plaza diseñada por Bernini.
  • Visita la Basílica de San Pedro: visitas guiadas de una hora todos los días (excepto los miércoles y los domingos).
  • No te pierdas la piedad de Miguel Ángel en la basílica.
  • Sube a la parte superior de la cúpula para disfrutar de la vista.
  • Visita los jardines del Vaticano.
  • Visita los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina: este complejo de museos alberga una de las colecciones de arte más grandes del mundo. ¡Más de 6 millones de visitantes vienen cada año! Es mejor llegar lo antes posible para no quedarte atrapado con demasiados turistas en la famosa capilla con frescos pintados por Miguel Ángel.

Ir al Castillo Sant’Angelo

Luego continúa hacia el castillo de Sant’Angelo, cuya construcción fue puesta en marcha por el emperador Adriano, quien estaba buscando un lugar grandioso para poder descansar en paz. El castillo es ahora el hogar del Museo Nazionale di Castel Sant’Angelo, donde se pueden ver frescos y pinturas del Renacimiento.

Con una entrada puedes subir a la cima del castillo y disfrutar de la vista de los tejados de Roma. De manera gratuita, puedes recorrer el castillo y el patio. Antes de continuar nuestro camino, no te pierdas el puente Sant’Angelo.

Fin del día en la Piazza del Popolo

Al final del día, dirígete a uno de los lugares más concurridos de la ciudad. Alrededor de la Piazza del Popolo, encontrarás numerosas tiendas para tus compras, así como la iglesia de Santa Maria del Popolo, que cuenta con obras de Caravaggio y Rafael.

O en la Piazza di Spagna

La Plaza de España es uno de los mejores lugares de Roma para descansar un rato viendo a la gente pasar (o ir de compras en las tiendas de lujo). Los 135 escalones de la escalera monumental conectan la iglesia Trinità dei Monti con la Piazza di Spagna, donde se encuentra una hermosa fuente con forma de barco, diseñada por Bernini: la fuente Barcaccia.


Día 2 – Visita los restos romanos.

Para este día de visita, dirígete al Colosseo en la línea B del metro.

Caminar en el foro romano

Cerca de allí, se encuentra el Foro Romano, el centro de la vida política y social de la antigua Roma. Con una entrada estándar, puedes visitarlo (así como el Coliseo) y explorar las ruinas de lo que hizo que Roma fuera la capital de Europa. Es mejor visitarlo por la mañana para evitar el calor (porque hay pocos lugares donde protegerse del sol).

¡Por fin ha llegado el momento del Coliseo!

Te lo merecías: ¡el Coliseo! ¡El símbolo de Roma y el anfiteatro más grande jamás construido en el Imperio Romano están frente a ti! Obviamente no está intacto, pero es lo que le da todo su encanto. No te arrepentirás de visitarlo y escuchar las historias sobre las luchas de gladiadores, los emperadores y los animales salvajes que el guía no dejará de contar.

Consejos para visitar el Coliseo:

  • Visita el Coliseo por la mañana, cuando hay menos personas. El Coliseo abre a las 8:30 am. Los horarios de cierre dependen de la temporada.
  • Reserva tu entrada en línea para evitar hacer cola demasiado tiempo.
  • Visita el Coliseo el primer domingo de cada mes: la entrada es gratuita.
  • Con tu entrada para visitar el Coliseo a 16 €, también puedes ingresar al Foro Romano y al Palatino.

Ir a través de los museos del Capitolio

Para aquellos que todavía quieren más, no termines este día de recorrer la antigua Roma sin pasar por el museo del Palazzo dei Conservatori, que contiene el mayor número de restos romanos, incluido el lobo de bronce romano que amamanta a Rómulo, Remo y la estatua. También encontrarás muchos frescos antiguos.

El museo está ubicado en la Piazza del Campidoglio 1. Al tomar la pequeña calle a la derecha del edificio que hoy alberga el Ayuntamiento de Roma, llegarás a un punto elevado desde donde tendrás una bonita vista del Foro Romano.

Finalmente: el circus maximus

Para finalizar tu visita a Roma, pasea por los terrenos del antiguo Circo Máximo. Fue aquí donde tuvieron lugar carreras de carros y batallas legendarias antes de la construcción del Coliseo, pero hoy no queda nada, a excepción de algunos restos cerca de la carretera. ¡Sin embargo, no te puedes perder la puesta de sol en las ruinas y palacios de la colina Palatina, una maravilla!


Día 3 – Caminar en el centro

¿Qué más puedes visitar en el centro de Roma? ¿Qué no te debes perder antes de irnos? De las 900 iglesias de la ciudad, ¿cuáles visitar?

Tirar una moneda en la Fontana de Trevi

Visita obligatoria en la capital italiana: la Fontana de Trevi. Sal del metro Barberini y empieza a caminar mirando a los edificios del siglo XIX que lo rodean. Sin darte cuenta, caerás entre dos edificios en la fuente más famosa de Roma. La Fontana de Trevi es la mejor oportunidad para deshacerte de tu moneda y maximizar tus posibilidades de que tus deseos se hagan realidad.

¡Pero aún necesitas saber cómo hacerlo! Según la tradición romántica que vemos en la película “Creemos en el amor”: si arrojas una moneda, regresarás a Roma; Si arrojas dos, encontrarás el amor; Y si tiras tres, te casarás! ¡Pero cuidado, es imprescindible lanzar tus tres piezas con la mano derecha sobre el hombro izquierdo para que funcione!

Dirígete al Panteón

Continuando por las pequeñas calles romanas, en la Piazza della Rotonda encontrarás el Panteón, uno de los edificios más impresionantes y mejor conservados de Roma. Este antiguo templo dedicado a todas las deidades romanas se convirtió en una iglesia católica en 608 dC, tomando el nombre de Santa María.

También es el edificio, construido durante la Antigüedad, que sostiene la cúpula más grande del mundo. Ya es impresionante verla fotografiada, ¡pero no es nada comparado con lo que sientes por dentro!

Los numerosos bares y cafés en las pequeñas calles laterales lo convierten en el lugar perfecto para descansar un rato durante tu visita a Roma.

Nos vemos en la Piazza Navona

Siguiendo nuestro camino, llegarás a la Piazza Navona, con su famosa fuente de los Cuatro Ríos. Fue esculpida por Bernini. Alrededor hay muchos lugares para disfrutar de un helado.

Justo al lado está la Iglesia de San Luis de los Franceses (San Luigi dei Francesi), famosa por sus tres pinturas de Caravaggio.

También está cerca el Chiostro del Bramante: Via Arco della Pace, 5. En este claustro se organizan exposiciones de arte contemporáneo. También puedes comer en la cafetería.

Pasa por la pirámide y el cementerio inglés

Por la tarde, toma el metro hasta la parada Piramide para ir al distrito de Testaccio. Este antiguo barrio popular de Roma es cada vez más apreciado, especialmente por las parejas jóvenes. Allí encontrarás muchos restaurantes pequeños para comer como un local.

Al salir, no te puedes perder la Pirámide de Roma (Piramide Cestio). El final de su construcción data del siglo XII aC y alberga el cuerpo de Caio Cestio, que le dio su nombre. Puedes visitar el interior de la pirámide también.

Al lado de la pirámide está el cementerio inglés, o cementerio acatólico de Roma. Están enterrados famosos protestantes que vivían en Roma, incluidos los poetas John Keats y Percy Shelley. El filósofo y escritor italiano Antonio Gramsci también descansa allí.

¿Te ha gustado el recorrido? No te lo pienses, reserva ya tu albergue, tus billetes y…¡Allá vamos! 🙂


Fuente: Bernard Sury de GuruWalk