• Queda muy poco para la fiesta más vistosa del mundo. Te contamos un poquito más sobre esta increíble Feria.

Luz, color y mucha alegría es lo que te espera si estás planeando ir a la Feria de Abril de Sevilla este año y,  sin duda, tienes que vivirla al menos una vez en tu vida. Sevilla se vuelva cada año con su Feria de Abril, la feria de todas las ferias, donde la ciudad de despliega con todo su encanto y todo su poder de seducción.

Este año, la Feria de Abril se celebrará desde el 26 de abril hasta el 2 de mayo. Comienza con la noche del “alumbrao”, momento inaugural en el que se enciende las luces del recinto ferial. También esta noche se degusta el tradicional “pescaíto frito” en las casetas. Tras una semana de fiesta constante, la Feria concluye con un gran espectáculo de fuegos artificiales junto al río Guadalquivir.

Fuente Foto

De gran colorido, cada año se levanta una “monumental portada” de entrada al recinto que conmemora algún monumento de la ciudad de Sevilla. La portada se ilumina con miles de bombillas y sigue siendo ese lugar de cita habitual de los sevillanos.

Podemos decir que existe un particular calendario feriante. Hay personas en Sevilla que viven la “noche del alumbrao” como si se tratase de la “noche de fin de año”. El encendido de la portada supone en cierto modo “un año más”, “un nuevo año cargado de ilusiones y emociones”. Conocida dentro y fuera de nuestras fronteras, está declarada Fiesta de Interés Turística Internacional.

El suelo de las calles está recubierto de albero, tierra de color amarillento procedente de la localidad vecina de Alcalá de Guadaira. Ésta es la arena utilizada tradicionalmente en los jardines de Sevilla y en las plazas de toros.

La Ferias se ilumina a lo largo de sus calles con millares de bombillas cubiertas de “farolillos”. Todo ello, el pescaíto, el alumbrado, las sevillanas, el rebujito…son señas de identidad de este acontecimiento histórico que se celebra en la ciudad de Sevilla desde hace siglos, ya que la Feria tiene su origen en el año 1846 cuando los concejales José María Ibarra y Narciso Bonaplata tuvieron la idea de celebrar una feria anual de tres días de duración, que tendría lugar en el mes de abril y con un carácter mercantil para compra y venta de ganado. Tras la aprobación de la Reina Isabel II, el 18 de abril de 1847, en el Prado de San Sebastián, se inauguró la primera Feria. Acudieron cerca de 25.000 visitantes. ¡Y hasta el día de hoy que continúa esta gran tradición a la que os animamos a ir!

¿Y dónde me alojo si quiero ir a Sevilla? Nuestra recomendación:

 

 Sevilla tiene un color especial 😉